Err

 
Textos Palabras en Movimiento '15
UN FESTÍN DE ARTE EFÍMERO, por Julia Sueiro

La edición 29 del Certamen Coreográfico tuvo lugar un año más en Madrid (2 al 5 de diciembre) nuevamente bajo la dirección de su fundadora Laura Kumin y la organización de la plataforma Paso a 2. Este año vieron la luz catorce obras que se presentaron con entusiasmo renovado ante un público entregado y ávido de propuestas. 


Una edición que ha sabido traspasar el marco de un concurso abierto, ofreciendo para todos aquellos que encuentran en la danza contemporánea un reto intelectual, una barrera incomprensible, o simplemente un exceso tedioso de conceptualismo, un manojo de actividades paralelas enfocadas al encuentro entre público profesional y aficionado,  planteadas con el firme propósito de contextualizar e introducirnos en todo lo que sucede en el escenario. Actividades como el Me, myself & I o Palabras en movimiento repiten en esta nueva edición y parecen afianzarse como parte identitaria del certamen. 

Una cita muy esperada tanto para creadores y bailarines como para los espectadores pues, como se verá, el formato del certamen en nada coincide con el de un festival de danza al uso. Desde el primer día, el público se acercó en un goteo incesante al mostrador del Centro Conde Duque, bien para para hacerse con una entrada de última hora o simplemente para recoger la reservada; un público joven, aficionado y, por ello, presumiblemente especializado. La presencia abundante de blocs de notas, lápices y bolígrafos los diferenciaba de la audiencia que podemos encontrar en otros espectáculos. Llegaron preparados para un bombardeo de ideas y nuevas propuestas. Dispuestos a que los siete coreógrafos que presentan cada día sus trabajos, disparasen a discreción sus creaciones, cada cual con su lenguaje, su método, su estética, su universo. 

Un mundo en el que el espectador habría de zambullirse antes de que el reloj marcara las 12. ¡Quince minutos! Ese es el tiempo máximo de cada una de las piezas que se presentan a concurso. Una verdadera cuenta atrás cada vez que se abre el telón y se encienden las luces del escenario... O no, porque eso dependerá de la estrategia de cada cual. 

La diversidad de los proyectos así como de los diferentes lenguajes que se dan cita en el certamen durante estos días, lo convierten en un verdadero festín. Sin embargo hasta para las mentes más rápidas, a veces se hace necesaria la presencia de un botón que detenga el tiempo y conceda al menos unos minutos de reflexión a un cerebro sobreestimulado. 

Las luces de la sala se apagan y tan sólo se pueden ver aquéllas que indican las salidas de emergencia. Otra pieza, y otra. Más ideas, más historias que contar. Dos días de presentación de proyectos que transcurren en un encender y apagar focos; de cerrar y abrir el telón; días de nervios, de viajes por mundos épicos a través de la obra Charon de Julia M. Koch o sueños y evocaciones del pasado como ocurre con NU2 de Itsaso Álvarez. Dos piezas con gran profundidad narrativa y muchos mensajes e historias que contar.

La danza fluyó durante los cuatro días del certamen. Nuevos visionados, versiones y repeticiones vuelven a tomar las salas tras las decisiones del jurado profesional. Así, a la tercera y cuarta cita, tras duras deliberaciones del jurado, acudieron sólo los semifinalistas y por último los finalistas. David Guerra, entre otros, volvió a mostrar su trabajo Outline. en dos ocasiones más. De este modo, el público pudo revivir la serenidad de una pieza para dos cuyo eje central era el estudio del peso de dos cuerpos en constante diálogo, todo ello acompañado de una puesta en escena que evocaba el mito de la caverna platónica a través del juego fantasmagórico de luces y sombras generadas por la proyección de los cuerpos. 

Las veladas de eliminatorias se completaron con la presencia de compañías invitadas Los Hedonistas, Alba Fernandez, y para el cierre la Cía. de Sharon Fridman. La noche se saldó con el fallo del jurado otorgándole la victoria a la creación de Carmen Fumero Eran casi las dos. Una pieza cargada de mensaje y tensión escénica. 




 
Suscríbete a Nuestro Boletín.