Textos Palabras en Movimiento '15
DANZA SIN ARTILUGIOS, por Chiara Mordeglia

Con la gala del 5 de diciembre se cierra la semana dedicada al 29° certamen coreográfico de Madrid, una iniciativa organizada por la plataforma Paso a dos, en la que catorce jóvenes creadores de danza contemporánea tienen la posibilidad de presentar sus nuevas propuestas, junto con la esperanza de que esta experiencia marque un punto de inflexión en sus carreras.

El teatro de Conde Duque ha sido la sede del encuentro de estas promesas con un público constituido por gente del mundo de la danza, en su mayor parte,  a excepción de amigos, novios y unos visitantes amantes del arte. 

El Certamen además ha contado con la presencia de dos compañías invitadas, en esta ocasión, la de Alba Fernández/Las Hedonistas y la Compañía de Sharon Fridman, las cuales han actuado respectivamente el 4 y el 5 de diciembre. 

Este año las piezas presentadas se han caracterizado por una cierta sencillez en la puesta en escena y por la búsqueda de un marco conceptual en la propuesta coreográfica.  
Salida de emergencia de Alba Herrera y Time out de Juan Cabrera, Inés Narváez y Denislav Valentinov son las únicas piezas en las que verdaderamente se puede hablar de elementos escénicos (una mesa que da la impresión de incendiarse para la primera, y tres maletas sólidas para la segunda), mientras Downtango de Lucia Marote es la única que utiliza recursos audiovisuales. 



Esta última es también una de las pocas propuestas de carácter alegre en una tendencia general a confundir la neutralidad y tristeza, de las que se ha lamentado una espectadora del público en una conversación habida con los coreógrafos, con seriedad y profesionalidad.

Una pieza como Drop de Victoria P. Miranda, histórica bailarina de Provisional Danza, en colaboración con Los INnato, en la que verdaderamente se aprecia una gran fisicalidad y un riesgo en la propuesta de movimiento, no ha sido premiada con la selección para la final, igual que I noticed de Samuel Déniz, una de las pocas coreografías con más de dos intérpretes, en la que figuraba Elisabet Biosca, bailarina de la Compañía Nacional. 

En general se ha apreciado en las propuestas una fuerte influencia de la danza urbana y de la técnica "contact improvisation”, la cual está basada en las posibilidades de movimiento que se generan a partir del contacto físico entre los bailarines. 

Enteramente basada en esta última es la pieza ganadora del premio del público y del jurado joven: La luz de mil fuegos proyecta sombras confusas de Ricardo Millor y Miguel Ángel Fernández, en la que las palabras y la presencia de una temática social, además del utilizo de acrobacias, han garantizado una mayor conexión con el público. 

Outline de David Guerra, una sugerente pieza que desarrolla el concepto del fuera de eje y que utiliza un juego de sombras, se ha acaparado muchos premios, entre los cuales el premio de la crítica, otorgado por los participantes del Taller "Palabras en Movimiento”, una de las dos actividades, junto con "Creando espacio para la creación”, realizadas paralelamente al Certamen. 

Este jurado ha deliberado en concomitancia con el jurado compuesto de profesionales, entre los cuales destaca Toni Jodar, autor de una brillante conferencia-actuación explicativa de la historia de la danza moderna y contemporánea. 

Justo antes de la entrega de premios, el público ha podido asistir a la presentación de solos en estado de germen, que forman parte de "Me, Myself and I”, otro proyecto promovido por el Certamen. 

El primer premio ha sido conferido a Eran Casi las dos, de Carmen Fumero, cara conocida de esta competición, y Miguel Ballabriga, interprete experimentado en danza urbana. 

Una pieza sin artilugios, redonda, precisa, llena de tensión y belleza, que bien resumen la atmósfera de este 29° Certamen.









Suscríbete a Nuestro Boletín.