Textos Palabras en Movimiento '15
BAILANDO EN EL CUARTEL, por Anna Mezz


El pasado 5 de diciembre se clausuraba la última edición del Certamen Coreográfico de Madrid, cita fundamental de la danza en la capital y en todo el estado que lleva celebrándose en diferentes espacios desde 1986. 

El 29º Certamen, rodeado de múltiples actividades paralelas en torno a la danza, está consolidando un público fiel que crece en cada edición, a pesar de que la danza en este país, no por la falta de creatividad y el duro trabajo de los creadores, sigue siendo lamentablemente minoritaria. El Cuartel del Conde Duque se ha visto invadido por bailarines de múltiples estilos de la contemporaneidad de la danza, que se movían por rincones, pasillos, la sala de conferencias o el auditorio.

Actividades paralelas como la presentación de solos en estado de germen (Convocatoria Me, Myself & I) o el creador Toni Jodar presentando de manera singular la historia de la danza, el taller de periodismo Palabras en Movimiento o el taller de Creación Escénica con el creador e intérprete onubense Guillermo Weickert.

Catorce coreografías fueron las finalistas, que según dictan las bases del certamen, deben realizarse con un mínimo de dos intérpretes y un máximo de quince y cuya duración no debe sobrepasar los quince minutos. 


Predominaron los dúos, la desnudez y la sencillez escénica, la ausencia de elementos escenográficos, la austeridad en el vestuario. La complejidad en las relaciones, la búsqueda de conexión, de contacto con el otro, el encuentro y el desencuentro, reflejado todo esto a través de un aluvión de gestos físicos y emocionales que creaban composiciones llenas de originalidad, espontaneidad, ternura, crueldad, ironía, pura fisicalidad, pura humanidad.

Tras la dura y larga deliberación del jurado, que no solo valora lo que ve en escena, sino que dedica muchas horas a charlar con los coreógrafos, interesándose por sus proyectos futuros y sus procesos de trabajo; la coreografía ganadora fue Eran Casi Las Dos creada e interpretada por Carmen Fumero y Miguel Ballabriga. Otra de las piezas más premiadas fue Play de Aiala Echegaray,  interpretada por Andreina Insausti y Edoardo Rámirez y Outline de David Guerra que interpretó junto a Inés Narváez, que se alzó entre otros con el premio de la crítica. 

El premio del público fue para La Luz De Mil Fuegos Proyecta Sombras Confusas creada e interpretada por Ricardo Millor y Miguel Ángel Fernández.
Todos los montajes finalistas se alzaron con algún premio, bien para sus coreógrafos, bien para sus intérpretes. Acompañamientos artísticos, becas, residencias dentro y fuera de nuestras fronteras, desde Alanís de la Sierra a Nueva York.

La Clausura del Certamen corrió a cargo de la  Compañía SHARON FRIDMAN que presentó la pieza TACT in progress bajo la dirección artística y coreográfica de Sharon Fridman. 




Creado por la Plataforma Coreográfica Paso a Dos y siempre bajo la dirección de Laura Kumin, con su enorme tesón y amor por la danza, el Certamen Coreográfico de Madrid está creando redes creativas en expansión y se está consolidado como un encuentro que se torna más ambicioso en cada edición. Con este Certamen, la danza, a pesar de las instituciones, la falta de ayudas, de apoyos y de lugares estables para mostrarla, sigue demostrando una energía desbordante y atractiva que va conquistando a un público cada vez más entusiasta.


Créditos imágenes:  
Anastasia Brouzioti y Stavros Apostolatos en Race to Grace.  © Daniel Guinda
Nadine Gerspacher y Arias Fernandez en A Sweet Hello.  
 

Suscríbete a Nuestro Boletín.