Textos Palabras en Movimiento '15
DICIEMBRE A FLOR DE PIEL, por Ángela Rubio




El miércoles 2 de diciembre, arrancó el 29º Certamen Coreográfico de Madrid en el Teatro de Conde Duque en Madrid a las 19:30.  Primer día de actuaciones, nervios y emociones, (parece que no está lleno él teatro).  El Certamen abre telón con la pieza: A sweet hello de Nicolás Ricchini y  Nadine Gerspacher  junto con Arias Fernandez como intérpretes. ¿Son compañeros de viaje o simplemente coinciden en el camino? 

Termina la primera actuación, la puerta, ya está abierta para los demás creadores dando paso a la segunda pieza de la tarde titulada Charon, de Julia Maria Koch y cuyos intérpretes son un trío: Lorena Justribu, Erick Odriozola y Yuri Shimaoka. Las dos mujeres vestidas con un mono blanco cubiertas hasta las manos y los pies y un bailarín con el torso desnudo y faldas.  Cuidado, una de las bailarinas tiene un traspiés, pero lo arregla fácilmente. A continuación llegan dos intérpretes que lo dan todo en el escenario con un gran riesgo físico (donde el público se agita en su asiento) Ricardo Millor y Miguel Ángel Fernandez con la pieza La luz de mil fuegos proyecta sombras confusas. 

Una especie de pájaros agitan sus alas en las sombras para desplegarlas y transformarse en seres de la naturaleza, Anhelo se llamaban.  
Llega el descanso, la gente murmura a lo lejos, ¿les habrá gustado el aperitivo dancístico? 

Una pareja de azafatos nos enseña las salidas de emergencia con Alba Herrera como coreógrafa. Imágenes muy concretas y sencillas nos transportan desde las butacas. Sólo quedan dos piezas para terminar las actuaciones de hoy y lo hacen con Outline (un riesgo en continuo desequilibrio y necesidad de ambos por no caer, de David Guerra) y NU2 DE Itsaso Álvarez con música en directo juegan con la voz de la cantante junto con los dos intérpretes.

Jueves 3, continúa el certamen, aparecen caras conocidas y famosas  de la danza como Mónica Runder  (besos y saludos cariñosos entre la gente) Abre telón con Play, de Aiala Echegaray, seguidamente nos emocionan con piezas como Race to grace (Anastasia Brouzioti), I notices (Samuel Déniz), Eran casi las dos (Carmen Fumero,) un tango al revés, Downtango (Lucía marote) Time out (un viaje ambiguo por Juan Cabrera) y Drop (por Victoria Pineda con un espectacular dúo de riesgo y presencia)

Hay nervios entre los coreógrafos y bailarines, ya que hoy se anuncian a los finalistas. Llega el momento, anunciando Anhelo, Eran casi las dos, Outline, Play, Time out, Race to grace y La luz de mil fuegos proyectan sombras confusas. 
Al final de la representación hubo un encuentro con los coreógrafos en el que el público no fue muy partícipe. 

Viernes 3, último día del certamen, hoy es la entrega de premios y actúan las piezas finalistas, hay un cambio en el orden del programa de las piezas. Después de las actuaciones el jurado deliberó sobre que pieza era la galardonada. (Destacar, que entre el público había una señora que se emocionaba y exaltaba con facilidad, sobre todo al ver en escena al dúo de chicos pegándose golpes contra el suelo). 

El ganador de este año del 29º Certamen Coreográfico de Madrid fue para Carmen Fumero y Miguel Ballabriga con la pieza Eran casi las dos y como premio de la mejor crítica para David Guerra. Los demás coreógrafos e intérpretes también se llevaron algún que otro premio, como becas, premio del público, premio del CSDMA y residencias dentro y fuera de España.

Todo ha finalizado, el año que viene, más. 

 

 

Suscríbete a Nuestro Boletín.